Filosofía

 

La escuela como Institución social es un mediador inmejorable para provocar la subjetivación, partiendo de la base de la existencia de una persona en crecimiento, capaz de convertirse en un agente consciente de interpretación, creación y transformación de los hechos sociales y del tiempo histórico que le toca vivir.  Esta construcción del sujeto hace que los actores se perfilen no solo como intérpretes pasivos sino también como creadores activos del mundo en el que se insertan. 

La subjetividad del individuo en este marco, es al mismo tiempo singular y emergente de las tramas vinculares que lo trascienden y que lo ubican en una relación dinámica de productor y producido. No nos encontramos frente a un hombre aislado sino en medio de las tramas vinculares sobre las que él va influyendo y que lo van influenciando   

El sentido de la escuela, sus metodologías y contenidos plasmados en los proyectos curriculares que en ella se trabajen deben vincularse con las exigencias educativas de la condición postmoderna.

La escuela tiene una función implícita y necesaria de ir articulando estos procesos en función de lo que el entorno demanda, en función de una forma de vida, un contexto cultural y socio económico, que acompañe las necesidades, intereses e inquietudes de las personas en la época actual.  En este sentido, la escuela es la institución social que elabora, renueva y organiza los saberes para cada etapa del aprendizaje de los niños, ampliando sus horizontes y guiándolos en la conquista de su autonomía emocional, social e intelectual.

La función del Instituto Isaac Newton comprende la utilización del conocimiento y la experiencia para favorecer el desarrollo autónomo y solidario de las personas y grupos que formarán las nuevas generaciones,  con sus modos propios de pensar, sentir y actuar.

La formación integral de las personas, como finalidad principal de todo el accionar de la Institución, implica la constitución de un sujeto que se concibe como único e irrepetible, con características, capacidades y limitaciones propias. El ambiente de aprendizaje está también influenciado por su cultura, intereses, saberes previos y estilo individual, socializándolo,

 

 

 

 

promoviendo la participación activa en la vida escolar, con actitudes reflexivas y críticas, aportando iniciativas y realizando proyectos de aplicación.  Este paradigma se plantea como propuesta superadora al modelo tradicional de educación rígida, enciclopedista y castrense, en el cual había poco espacio para la imaginación y la creación personal.

Los contenidos se buscan problematizar, incluso hasta lo aparentemente obvio, volviéndolo una actividad de investigación y reflexión de tal manera que la educación no sea sinónimo de transmitir sino de reconocer y construir en la diferencia.  Se parte de la convicción de que son justamente las diferencias entre los individuos las que llevan a la necesidad de complementariedad, conformando así sistemas sociales sinérgicos.

La educación es concebida entonces como el medio que permite el desarrollo y movilización de las potencialidades individuales y colectivas, al generar razonamientos y comportamientos que confluyen en la formación social.  Es así como entendemos el futuro, construyendo el presente. 

Esta acción educativa debe ser consciente, persistente, colectiva respetando la individualidad, renovadora y transformadora en la producción del saber y la construcción del ser.

Los acelerados cambios que impone la sociedad de la información en el ámbito cotidiano, productivo y comunicacional, obligan a cambios ágiles y permanentes en la transmisión de conocimientos, la comunicación a distancia y el uso de la  tecnología y la información en los nuevos medios.  Se hace necesario armonizar los saltos educativos con otro pilar de la sociedad de la información, como es el acceso al intercambio comunicacional por medios interactivos, donde no sólo se juega la competitividad, sino también la identidad cultural y, cada vez más, la participación ciudadana.  De allí la importancia crucial de las mediaciones entre educación, cultura y nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.

Educar con nuevas tecnologías de información y conocimiento implica educar para imprimirle al uso de ellas sentidos que compatibilicen las nuevas formas de producir y trabajar con las nuevas formas de ejercer derechos, afirmar culturas, informarse, comunicarse a distancia y formar parte de redes.

Instituto Educativo de Gestión Privada adscripto a la Enseñanza Oficial  -   D.G.I.P.E.   Res. Nº 0785

Nivel Inicial, Primario y Secundario. Bachiller en Informática, orientado a la gestión de las organizaciones.

 

Molino  de  Torres 6635, Villa Warcalde,   Córdoba

Capital    -   C.P. X5021BDE    República Argentina

 

​Teléfonos : ​03543 443338 / 426466

Email :       isaacnewton@live.com.ar

                 contacto@newtonweb.info

Dejanos tu comentario a través de Facebook
  • Icono de la aplicación de Facebook

Seguinos en:

Tu visita es la Nº
a nuestro sitio !
© 2008 - 2019 Instituto Tecnológico Isaac Newton S.A.